Sisapo

La Bienvenida. Almodóvar del Campo, Ciudad Real

Desde las primeras luces del alba varias de las esclavas se habían dedicado a preparar algunos ungüentos y cremas con los que maquillarían esa misma mañana a la domina. Era un día importante para Roma, se celebraba el regreso de Augusto tras su viaje a tierras de la Galia e Hispania. Por fin ambas provincias habían quedado completamente pacificadas.

Sigue leyendo

La Casa de los Mármoles

Si he seguido correctamente todas las indicaciones, este debe ser el barrio donde se encuentra la domus de Caecilius Avitas. Antes de intentar dar con ella buscando entre sus calles, sería recomendable resguardar el animal para que pueda descansar de tan largo y pesado viaje. Por suerte, allí cerca, adosado a la muralla junto al paseo de ronda, hay habilitado un establo donde podría comer y saciar su sed sin problema alguno.

Sigue leyendo

Una propuesta para tu viaje a Roma

Basílica de San Clemente de Letrán

¿Tienes pensado viajar a la ‘Ciudad Eterna‘ en las próximas fechas? Siendo este tu destino elegido, sin duda la cultura y la historia han sido dos razones de peso a la hora de tomar tu decisión final. ¿Cierto?

Lo que intentaremos en este artículo será ofrecerte una propuesta para el conjunto de lugares que tienes pensados visitar durante tu estancia en la capital italiana. ¿Pero cómo?, ¿que vas a estar sólo un par de días y quieres aprovecharlos al máximo para moverte únicamente por los lugares más emblemáticos? ¡Guau!, el Coliseo, Palatino, Foros y museos, sin mencionar sus fantásticas plazas públicas, son todos impresionantes. Pero no te preocupes, pues no nos llevará mucho tiempo; si acaso una hora. Además, nos pilla muy cerquita del centro neurálgico, así que, cuando terminemos, puedes continuar con tu itinerario marcado sin problema alguno.

COLISEO

Coliseo, Roma.

Venga, si te interesa un viaje a través de la Historia y del tiempo, quedamos en el mismo Coliseo, porque en Roma todos los caminos llevan a las puertas del monumental anfiteatro. Sigue leyendo si te interesa, allí te espero.

Sigue leyendo

El trazado viario

Empieza a hacerse tarde, por lo que no debo demorarme ni un instante más si quiero llegar a tiempo para el encuentro con Caecilius Avitas.

Según las indicaciones que me proporcionó el día nuestra reunión en Corduba, su domus debe quedar muy próxima a esta zona residencial de Augusta Emerita, en el área de viviendas distribuida a lo largo de la actual calzada. Parece ser la misma viae que tomé al cruzar la puerta del puente, pero dirección norte. En realidad, se trata del primer kardus minimus que atraviesa la urbe y que circunda su muralla por la cara interior.

CALZADA ROMANA EN DOMUS ALCAZABA - MERIDA

Tramo de calzada romana junto a las domus de la Alcazaba. Mérida.

Sigue leyendo

La transformación musulmana de Augusta Emerita

En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. Bendición de Dios y Su protección para los que obedecen a Dios. Ordenó construir esta fortaleza y servirse de ella como refugio de los obedientes el emir Abd al-Rahman, hijo de al-Hakam –glorifíquele Dios–, por medio de su camil Abd Allah, hijo de Kulayb b. Talaba, y de Hayqar b. Mukabbis, su sirviente [y] Sahib al-bunyan, en la luna del postrer rabi del año doscientos veinte” [abril del año 835 d. C.]

PLACA CONMEMORATIVA ABDERRAMAN II - ALCAZABA DE MERIDA

Placa conmemorativa de Abderraman II en Alcazaba de Mérida.

Sigue leyendo

Acinipo: El trazado urbano

Justo después de la designación de Augusto como emperador, ya con la dinastía Flavia en el poder, se inicia el proceso de monumentalización, o engalanado de obras públicas, en las distintas ciudades romanizadas. Acinipo fue una de ellas.

Sigue leyendo

Zona residencial junto a la puerta monumental

CIUDADANOS

Retrato (funerarios) de ciudadanos. Museo Nacional de Arte Romano de Mérida.

Fue cruzar la puerta monumental del flumen Anae y desbordarme el enorme bullicio que la propia Augusta Emerita generaba en su interior. El gran alboroto de sus calles provocó el despertar de mi tranquilidad y letargo del que venía disfrutando a lo largo de todo el viaje.

Ciudadanos, libertos, esclavos, viajeros, comerciantes y demás gentes de a pie transitaban las viae de la urbe a través de sus amplias aceras porticadas. Los que iban sobre monturas y carruajes, utilizaban cómodamente el ancho de las calzadas. Igualmente ocurría con aquellos que se desplazaban recostados en literas portadas por sus esclavos. La gente iba y venía de un lado a otro, cruzaban las insulae y recorrían las calles en distintas direcciones. Sin lugar a dudas me encontraba en uno de los puntos principales y de mayor concurrencia de la colonia: el inicio del decumanus maximus.

Sigue leyendo