Hispania Ulterior Baetica

La Baetica fue una de las zonas más romanizadas de Hispania, puesto que sus tierras sirvieron de lugar para el asentamiento de colonos itálicos desde el periodo de conquistas. Tomará su nombre por el que se denominó como flumen Baetis y, en consonancia, este último con los pueblos prerromanos que lo habitaron.

Tras la reestructuración de Augusto, la provincia Baetica mantendrá en gran medida el territorio de la antecesora Ulterior, permaneciendo invariable con la nueva reorganización política que llevó a cabo el emperador Diocleciano a finales del siglo III d.C. en su correspondiente reorganización general del Imperio. En resumen, englobará parte de la actual Andalucía y algunas zonas de Extremadura. El río Annas (actual Guadiana) cumpliría las funciones de frontera natural entre las provincias de la Baetica y la Lusitania.

Fueron las tierras de la Baetica muy ricas en recursos naturales, convirtiéndose, rápidamente, en uno de los centros económicos más dinámicos y desarrollados. Su aportación al comercio fue bastante significativo en cuanto a las extracciones de minerales (oro, plata, cobre y cinabrio) y producciones de cereales, aceite, vino y garum, además de la gran calidad que llegaron a ostentar los productos elaborados como eran textiles, cerámicas y metalúrgicos.

Quedó dividida en cuatro administraciones judiciales o conventus iuridici dirigidas por un legatus. Cada conventus dispuso de una capital propia, convirtiéndose ésta en el principal centro de su entorno territorial al concentrarse en ella todas las tareas administrativas, judiciales, económicas, así como el culto imperial. Los distintos conventus en los que se subdividió la provincia de la baetica, junto a sus respectivas capitales, fueron:

Conventus Cordubensis

Capital Corduba. Fue también capital provincial de la Baetica.

COLUMNAS TEMPLO EN CLAUDIO MARCELO - CORDOBA

Columnas de Templo Claudio Marcelo. Córdoba

Artículos relacionados:

Conventus Astigitanus

Capital Astigi. Se situaba en la zona central de la provincia, ubicación que determinó su preminente carácter comercial en el interior y condición de canalizador hacia el resto de conventus de la Baetica.

MOSAICO BAQUICO DEL DON DEL VINO

Mosaico Baquico del Don del Vino. Museo Histórico Municipal de Écija. Sevilla.

Artículos relacionados:

Conventus Gaditanus

Capital Gades. Abarcó la mayor parte de la costa de la Baetica, desde la desembocadura del Baetis hasta lo que sería ahora el poniente almeriense. Gades constituía el punto final de la Vía Augusta (antes Vía Hercúlea), la más larga e importante de las vías romanas que cruzaban el territorio hispano.

TEATRO ROMANO DE CADIZ

Teatro Romano de Cádiz.

Artículos relacionados:

Conventus Hispaliensis

Capital Hispalis. Comprendía una extensión bastante irregular de terreno. Siendo un territorio extenso y muy fértil, al quedar bañado por las aguas del Baetis y sus afluentes, contó con muy buenos recursos naturales lo que propiciaría gran cantidad de asentamientos.

CASA DE LAS COLUMNAS

Casa de las Columnas. Antiquarium, Sevilla.

Artículos relacionados:

Anuncios