Sisapo

La Bienvenida. Almodóvar del Campo, Ciudad Real

Desde las primeras luces del alba varias de las esclavas se habían dedicado a preparar algunos ungüentos y cremas con los que maquillarían esa misma mañana a la domina. Era un día importante para Roma, se celebraba el regreso de Augusto tras su viaje a tierras de la Galia e Hispania. Por fin ambas provincias habían quedado completamente pacificadas.

Sigue leyendo

La Casa de los Mármoles

Si he seguido correctamente todas las indicaciones, este debe ser el barrio donde se encuentra la domus de Caecilius Avitas. Antes de intentar dar con ella buscando entre sus calles, sería recomendable resguardar el animal para que pueda descansar de tan largo y pesado viaje. Por suerte, allí cerca, adosado a la muralla junto al paseo de ronda, hay habilitado un establo donde podría comer y saciar su sed sin problema alguno.

Sigue leyendo

La débil llama de Vesta

Tercer cuarto del siglo III d.C., en cualquier rincón del Imperio nace un nuevo usurpador, un rebelde local o un autoproclamado rey de un territorio. Los nuevos imperators son nombrados por la guardia pretoriana o se proclaman apoyados por sus legiones. Algunos se suicidan, otros son simplemente asesinados.

El Imperio se hace viejo y envilece. Roma se siente incapaz de hacer frente a todas sus amenazas y las fronteras, desde el Rin hasta el Éufrates, se contraen cada vez más. Ya no nacen emperadores de gran carisma como Augusto, Trajano o Antonino. El Senado se manifiesta abiertamente infiel y traidor, corrupto. La única garantía que sobrevive en este tiempo es la nueva estirpe de combatientes procedentes de las lejanas tierras del Danubio; una nueva casta de líderes a las que se aferran sus legiones para intentar mantener el poder sobre el resto de pueblos, aun sacrificando parte de sus antiguas tradiciones.

Sigue leyendo

La leyenda de Medellín

Castillo de Medellín. Badajoz

A la muerte de este primer Conde (Rodrigo Portocarrero) le sucedió su hijo primogénito y heredero don Juan, a quien su madre disputó los derechos al condado encerrándole para su seguridad en una habitación secreta y casi subterránea de la planta baja del cubo o torreón que ocupa la parte central de la muralla que mira al Guadiana.

Nada menos que cinco años, según datos de la tradición, estuvo el desgraciado don Juan encerrado en aquella reducida prisión sin más luz que la muy escasa que entraba por la aspillera que aún existe, ni más ventilación y aire que el que de aquel pequeño espacio dentro del cual tenía que satisfacer todas sus corporales necesidades y sin ver ni hablar a nadie más que al criado que, de vez en cuando, bajase – también colgado – a limpiar la habitación.

Entablada las negociaciones parece que don Juan exigió que rompiera el muro como hoy está y aún se conserva la rotura, tratando de probar, por ésta su inocencia, al salir por sus pies y no colgando como entró.”.

CASTILLO DE MEDELLIN

Castillo de Medellín. Badajoz.

Sigue leyendo

La casa de Hippolytus en Complutum (continuación)

Las obras del segundo frigidarium se encontraban bastante avanzadas, tal vez por ese motivo se debieran las prisas en su pavimentación. Para las paredes de esta piscina se había escogido una elegante pintura mural, recreando en su cubierta una representación con motivo del triunfo de Venus. Para sus zócalos, los responsables en la rehabilitación de la villae habían optado por una decoración que emulaba losas marmoleadas en tonos ocres, algo que le confería cierra solemnidad al espacio.

Sigue leyendo

La casa de Hippolytus en Complutum

Una visita a la collegia iuvenum

Si eres joven, atleta y vigoroso, puede que te guste el artículo que hoy publicamos. Si también tu familia forma parte de la clase senatorial o ecuestre, te recomendamos que le eches un vistazo aunque sea de pasada. Pero si, además de todo ello, estás interesado en la actividad política y municipal de tu ciudad o aspiras a la elección de algún cargo público, sencillamente no te lo puedes perder.

Sigue leyendo

El Plan B

Los Aljibes de la Vieja Catedral

Una de las cosas que he aprendido en los últimos años, cuando salgo a fotografiar monumentos y restos de nuestro pasado, es que siempre debemos de contar con un plan ‘B’ anotado en la agenda, una alternativa a la que podamos recurrir en los casos que consideremos urgentes y de primera necesidad.

En el presente artículo me gustaría ilustraros cómo pueden llegar a ser de útiles estas segundas opciones, tomando como ejemplo mi última visita a Cartagena.

Sigue leyendo