La débil llama de Vesta

Tercer cuarto del siglo III d.C., en cualquier rincón del Imperio nace un nuevo usurpador, un rebelde local o un autoproclamado rey de un territorio. Los nuevos imperators son nombrados por la guardia pretoriana o se proclaman apoyados por sus legiones. Algunos se suicidan, otros son simplemente asesinados.

El Imperio se hace viejo y envilece. Roma se siente incapaz de hacer frente a todas sus amenazas y las fronteras, desde el Rin hasta el Éufrates, se contraen cada vez más. Ya no nacen emperadores de gran carisma como Augusto, Trajano o Antonino. El Senado se manifiesta abiertamente infiel y traidor, corrupto. La única garantía que sobrevive en este tiempo es la nueva estirpe de combatientes procedentes de las lejanas tierras del Danubio; una nueva casta de líderes a las que se aferran sus legiones para intentar mantener el poder sobre el resto de pueblos, aun sacrificando parte de sus antiguas tradiciones.

Sigue leyendo

Una propuesta para tu viaje a Roma

Basílica de San Clemente de Letrán

¿Tienes pensado viajar a la ‘Ciudad Eterna‘ en las próximas fechas? Siendo este tu destino elegido, sin duda la cultura y la historia han sido dos razones de peso a la hora de tomar tu decisión final. ¿Cierto?

Lo que intentaremos en este artículo será ofrecerte una propuesta para el conjunto de lugares que tienes pensados visitar durante tu estancia en la capital italiana. ¿Pero cómo?, ¿que vas a estar sólo un par de días y quieres aprovecharlos al máximo para moverte únicamente por los lugares más emblemáticos? ¡Guau!, el Coliseo, Palatino, Foros y museos, sin mencionar sus fantásticas plazas públicas, son todos impresionantes. Pero no te preocupes, pues no nos llevará mucho tiempo; si acaso una hora. Además, nos pilla muy cerquita del centro neurálgico, así que, cuando terminemos, puedes continuar con tu itinerario marcado sin problema alguno.

COLISEO

Coliseo, Roma.

Venga, si te interesa un viaje a través de la Historia y del tiempo, quedamos en el mismo Coliseo, porque en Roma todos los caminos llevan a las puertas del monumental anfiteatro. Sigue leyendo si te interesa, allí te espero.

Sigue leyendo

El urbanismo lúdico

… Éste durante su duovirato ofreció juegos públicos y durante el mismo número de días (juegos) privados. Del mismo modo, a la totalidad de los habitantes en el Municipio y a los residentes los convocó ofreciéndoles, de modo gratuito, baños y ungüentos. Así también, en el mismo día a los jóvenes obsequió con juegos en el teatro (y) para los hombres y mujeres proporcionó gratuitamente (su entrada) al gimnasio y a los baños…

Sigue leyendo

El Plan B

Los Aljibes de la Vieja Catedral

Una de las cosas que he aprendido en los últimos años, cuando salgo a fotografiar monumentos y restos de nuestro pasado, es que siempre debemos de contar con un plan ‘B’ anotado en la agenda, una alternativa a la que podamos recurrir en los casos que consideremos urgentes y de primera necesidad.

En el presente artículo me gustaría ilustraros cómo pueden llegar a ser de útiles estas segundas opciones, tomando como ejemplo mi última visita a Cartagena.

Sigue leyendo

Acceso a la ciudad monumental

El viajero que llegaba por primera vez a estas fértiles tierras de la Baetica; el mercader con intenciones de ofrecer sus exóticas mercancías a los ciudadanos más notables; o, simplemente, el emigrante atraído por las favorables condiciones económicas y amplias miras de promoción social que ofrecía Singilia Barba, admirarían la majestuosidad de la ciudad mientras se iban acercando a ella a través del trazado que dibujaba su calzada. Atrás quedaban los grandes valles y sus extensiones de cultivo, así como las imponentes villae destinadas a la producción continuada de vino, aceite y cereales. Seguramente que, antes de partir, a estos viajeros y mercaderes de la Hispania del siglo II d.C. les hablarían de la riqueza de sus campos, aunque en su imaginación apenas pudieron acercarse a lo que llegaban a contemplar con sus propios ojos.

Sigue leyendo

Hablar con la gente siempre es de provecho

Cuando crees haber terminado, no has hecho más que empezar

Son numerosas las ocasiones en las que crees que vas a dejar zanjado un determinado proyecto y por ello te sientes satisfecho. Todo está preparado: la documentación, los horarios, la ruta y coordenadas, etc. Pero cuando por fin te desplazas a ese punto de interés y hablas con la gente dedicada al yacimiento o centro de interpretación, descubres que, sencillamente, estabas muy equivocado. Sin pretenderlo, acabas sumergido en un nuevo objetivo y todo vuelve a empezar de cero.

Sigue leyendo