La necrópolis de Las Aguilillas

Entre los términos de Campillos y Ardales. Málaga

Si existe en Málaga un rincón donde Naturaleza e Historia se toman de la mano para fundirse en una experiencia inolvidable y al alcance de toda la familia, ese es, sin lugar a dudas, la Necrópolis de Las Aguilillas.

Sigue leyendo

Anuncios

Las termas menores de Italica

De los distintos edificios termales con los que contó la ciudad de Itálica, sólo dos de ellos, y de índole público, han sido excavados hasta el momento, aunque parcialmente.

Sigue leyendo

Contrebia Belaisca

Cabezo de las Minas. Botorrita, Zaragoza

Hasta entonces sólo habían combatido como fuerzas mercenarias fuera de su territorio. Indistintamente, tanto en el bando cartaginés como en el romano, allí donde se había requerido la presencia de sus armas, caballos y valor, cosecharon grandes riquezas y enorme prestigio; eran pueblos que vivían por y para la guerra.

Sigue leyendo

El final de un linaje

Tumba de Hornos. Peal de Becerro, Jaén

En los distintos asentamientos de la vieja ibera, será a partir del siglo VI a.C. cuando se produzcan ciertos cambios que afectarán a las esferas más altas de la estructura social, las cuales habían regido la vida de sus ciudadanos hasta entonces. Con la decadencia de un sistema arcaico, las antiguas monarquías gobernantes sufrirán una notable pérdida de influencia y poder, sólo suplida por la aparición de una nueva clase emergente, la aristocracia local, que será la encargada de tomar las riendas de estos pueblos hasta su definitiva colonización.

Sigue leyendo

Cueva del Boquete de Zafarraya

Alcaucín, Málaga

Históricamente, siempre la había considerado como la puerta natural de la cora de Rayya hacia el reino de Granada, lo que hoy entenderíamos como parte de la provincia de Málaga. Ya supe de su existencia en el arqueológico provincial, pero no fue hasta mi visita al recién inaugurado Museo de Vélez-Málaga cuando decidí salír a la búsqueda de esta interesantísima cueva.

Sigue leyendo

Se inicia el asalto

La caída de Sagunto. Capítulo VI

Sereno e impasible, desde el adarve de las murallas Balcáldur observaba los movimientos de tropa que realizaban los cartagineses ante su inminente ataque. En retaguardia, al amparo de los manteletes y las vineas, los arietes traídos expresamente desde Qart Hadash se mantenían a la espera de una infantería hispana encargada de portar las escalas con las que llevarían a cabo el asalto. O por lo menos eso era lo que se podía intuir desde la distancia y con una vista desgastada por el paso de los años.

Sigue leyendo

Aníbal llega a Sagunto

La caída de Sagunto. Capítulo V

Espoleando sus pequeñas y ágiles monturas – sin bridas, ni bocados, ni tampoco sillas; tan sólo el uso de una vara y una cuerda alrededor del cuello -, un cuerpo bien nutrido de caballería ligera númida avanzó hasta alcanzar las proximidades del oppidum. A sus espaldas dejaban una densa polvareda que terminaba fundiéndose con las altas columnas de humo de unos campos envueltos en llamas.

Sigue leyendo