La caída de Sagunto

La historia de Sagunto, universal en muchos de sus sentidos, ha sido escrita a lo largo de los tiempos con grandes letras mayúsculas. Indudablemente, fue esta una ciudad rica y próspera, apoyada por un gran puerto que acabará convirtiéndola en auténtico punto de encuentro de aquellas culturas que navegaron sus aguas en la antigüedad.

Pero, desgraciadamente, su pasado también fue narrado con letras de sangre. Un asentamiento íbero que, sin pretenderlo, se convertirá en el epicentro de los conflictos surgidos entre las dos grandes potencias mediterráneas de la época: Roma y Cartago.

Escultura de Anibal en los Jardines de las Tullerías, París. Sébastien Slodtz, 1722.

Desde Legion Novena Hispana no pretendemos contaros la historia de lo que allí realmente sucedió. En realidad, el escenario que nos ocupa está repleto de muy variadas teorías y versiones, a la cual mejor. Al día de hoy, creemos que esta empresa queda fuera del propósito de cualquier estudioso que se lo plantee como parte de un proyecto, por mucho que su corazón le dicte lo contrario. Si lo analizamos bien, las mismas fuentes clásicas que se hicieron eco de su desafortunada historia, no son más que una versión narrada por la parte vencedora de la contienda que vino a producirse a partir de la decisión de Aníbal de conquistar Sagunto. Es decir, hablamos de unos textos claramente convenidos e interesados.

Por nuestra parte y siguiendo su hilo argumental, aprovecharemos el texto de Tito Livio (ab urbe condita. Libro XXI) para mostraros todo aquello que podemos visitar en la ciudad, pero siempre relacionado con su pasado antiguo. Haremos uso de esta obra clásica sólo como punto de referencia y, a partir de aquí, nos apoyaremos en los últimos estudios realizados al respecto. En otros casos, indudablemente, novelaremos con el objeto de obtener una mayor consistencia y fluidez en el relato.

Obviamente, las evidencias relativas al momento en el que se produce el asedio de Aníbal son mucho menores. Por ese mismo motivo, también ilustraremos nuestros artículos con piezas de su fantástico museo y con aquellos espacios originarios, aunque de periodos posteriores, de esta maravillosa localidad que es Sagunto; bien sean inminentes a los hechos narrados, bien más avanzados en el transcurso del tiempo.

ANIBAL EN ITALIA

Aníbal en Italia. Jacopo Ripanda. 1503 – 1508. Sala de Aníbal en Museos Capitolinos, Roma.

Aquí os dejamos una pequeña muestra de las piezas que podéis encontrar en M·V·H·S·A·G (Museo Arqueológico de Sagunto)

Para finalizar, quisiéramos aprovechar esta breve introducción para agradecer a la amiga Pilar Madrid la posibilidad de enseñarnos, de forma desinteresada y amena,  cada uno de los rincones de su antigua Saguntum y a  Juan Carlos Carrera,  arqueólogo de la localidad, la inestimable ayuda para la identificación, así como sus comentarios pertinentes, sobre los estudios realizados hasta la fecha. Os puedo asegurar que sin estas dos personas, nunca hubiese sido posible preparar este conjunto de publicaciones. Mil gracias a los dos.

Capítulos:

Bibliografía:

  • Sagunto. Oppidum, emporio y municipio romano (Carmen Aranegui Gascó)
  • Sagunto y Roma (Carmen Aranegui Gascó)
  • Museo del Arqueología de Sagunto. Arse-Saguntum y el Castillo de Murviedro.
  • Apiano. Historia de Roma. Sobre Iberia
  • Tito Livio. Guerra de Sagunto (Libro XXI. Traducción y notas de Alicia Soler Merenciano y Gerardo Sánchez Montero)
  • El asedio y toma de Sagunto según Tito Livio XXI. Comentarios sobre aspectos técnicos y estratégicos. /Francisco Romeo Marugán y Juan Ignacio Garay Toboso)
  • La toma de Sagunto: Polinio y Fabio Píctor (Rosario López Gregoris)
  • Escipión y Aníbal. La guerra para salvar Roma (Giovanni Brizzi)
Todos los derechos reservados. Aviso Legal.
Anuncios