Monte do Facho. La pervivencia de un dios

Cangas do Morrazo. Pontevedra

Ascender por su antiguo camino, ese maravilloso entorno natural que lo protege, hasta alcanzar la croa de la colina donde se localiza el santuario y contemplar desde su altura los restos del viejo castro y las espectaculares vistas al mar… eso sí que no tiene precio. Hoy pasamos a narrar la historia de Monte do Facho y la de un dios, su protector, que en el asentamiento castreño se veneró incluso con el transcurso de los siglos.

Sigue leyendo

Anuncios

Ercavica, nueva ciudad romana

Castro de Santaver. Cañaveruelas, Cuenca

Coordinado con el pretor de la Ulterior, L. Postumio Albino, lo cierto fue que Tiberio Sempronio Graco buscó repetir la misma estrategia de hostigamiento contra los pueblos celtíberos que su predecesor Quinto Fulvio Flaco. A través de ataques directos desde la Carpetania y el valle del Ebro, llevó a cabo una ofensiva en pinza sobre gran número de oppida y castra a los que logró sojuzgar. Importantes ciudades de esta parte de Hispania, como Munda y Certima, fueron sometidas y de las que, a la postre, obtuvo buena cantidad de botín y rehenes. Tras rendir a la inquebrantable Arce, marchó hacia Ercavika de la que no recibió impedimento para asediar. Después de cinco días de resistencia, y temiendo idéntica suerte que sus pueblos vecinos, la población de la ciudad celtíbera abrirá las puertas al nuevo pretor de la Citerior. Corría el año 179 a.C.

Tito Livio (11, 50, 1)

Sigue leyendo

Dos cuerpos y una ciudad abandonada

Cerro de las Cabezas. Valdepeñas, Ciudad Real

<< Viene de publicación anterior

Cuando completé satisfactoriamente el recorrido propuesto, antes de marchar hacia mi nuevo destino, quise dar las gracias a los responsables que en el Centro de Interpretación se encontraban y felicitarles por el enorme trabajo realizado. Durante un encuentro muy agradable y placentero me trasladaron que en esos momentos estaban trabajando en la acrópolis y que esperaban enseñarla en próximas fechas. Fue allí donde uno de ellos, en una conversación sin mayor trascendencia, volvió a sembrar mi curiosidad sobre este yacimiento.

Sigue leyendo

Cerro de las Cabezas

Valdepeñas, Ciudad Real

Os quiero revelar un secreto. Cada vez que tomaba la A4 dirección norte y veía pasar su salida, una enorme curiosidad embriagadora invadía mis sentidos hasta el punto de retener en la cabeza el mismo mensaje repetitivo: “Tengo que ir, he de organizarme para ir a visitarlo en la siguiente”. Una y otra vez la misma cantinela; una y otra vez la misma obsesión en el mismo trayecto, pero nunca lo acababa marcando como nuevo destino. Hasta que un día por fin me decidí y una mañana de sábado me planté ante las puertas del yacimiento. Lo que no podía imaginar era como al acabar la visita, satisfecho ese deseo primitivo, nuevas inquietudes volverían a ocupar la mente hasta el día de hoy: dos cuerpos y una ciudad abandonada.

Sigue leyendo

Castrejón de Capote

Higuera la Real, Badajoz

Se escucharon las tubas mientras resonaban gladios contra los escudos. Desde el ocaso, las caligae romanas marcharon en columna allá donde los estandartes señalaban su nuevo objetivo: un asentamiento céltico en la rica y verde Baeturia.

Sigue leyendo

El asentamiento argárico de Fuente Álamo

Cuevas de Almanzora, Almería

Ya conocisteis Los Millares, ahora ha llegado el turno de descubrir qué fue de su población. De cómo este poblado megalítico evolucionó con el paso del tiempo hasta convertirse en una de las culturas más interesantes del Sudeste Peninsular. Nos adentramos en la Edad de Bronce.

Sigue leyendo

Caius Valerius Avitus, duoviro de Tarraco

Villa romana dels Munts. Altafulla, Tarragona

Desde el pórtico de las estancias superiores, Caius Valerius Avitus, recién nombrado duoviro de la Colonia tarraconense, pensativo, mantenía la mirada perdida en un horizonte cubierto esa noche por un manto de estrellas. Sobre su hombro derecho, como en aquellos primeros años de casados en Augustóbriga, su mujer, Faustina, apoyaba la cabeza mientras le envolvía el brazo con sus delicadas manos. Este rincón de la villa siempre había sido el lugar preferido del matrimonio a la hora de contemplar juntos la costa de Tarraco bañada por las aguas del Mediterráneo. Distanciados de ellos, el esclavo, buen conocedor de sus obligaciones, esperaba paciente la llamada para su probable requerimiento.

PLAYA DE ALTAFULLA

Playa de Altafulla. Tarragona.

Sigue leyendo