El final de un linaje

Tumba de Hornos. Peal de Becerro, Jaén

En los distintos asentamientos de la vieja ibera, será a partir del siglo VI a.C. cuando se produzcan ciertos cambios que afectarán a las esferas más altas de la estructura social, las cuales habían regido la vida de sus ciudadanos hasta entonces. Con la decadencia de un sistema arcaico, las antiguas monarquías gobernantes sufrirán una notable pérdida de influencia y poder, sólo suplida por la aparición de una nueva clase emergente, la aristocracia local, que será la encargada de tomar las riendas de estos pueblos hasta su definitiva colonización.

Sigue leyendo

Anuncios