La necrópolis de Las Aguilillas

Entre los términos de Campillos y Ardales. Málaga

Si existe en Málaga un rincón donde Naturaleza e Historia se toman de la mano para fundirse en una experiencia inolvidable y al alcance de toda la familia, ese es, sin lugar a dudas, la Necrópolis de Las Aguilillas.

Sigue leyendo

Anuncios

Castro Baroña

Pienso que es el resultado de un equilibrio entre lo que el mar entrega y lo que se lleva.

CASTRO BAROÑA

Castro Baroña. Porto do Son. A Coruña.

Sigue leyendo

Colonia Sexs

La Almuñécar fenicia

Sobre la fundación de Gadir, los gaditanos recuerdan lo siguiente: que cierto oráculo mandó a los tirios a fundar una colonia en las Columnas de Herakles. Los exploradores llegaron al estrecho de Calpe y creyeron que los promontorios que lo forman eran los confines de la tierra habitada y el término de las empresas de Herakles. Suponiendo, entonces, que allí estaban las columnas a las que se refería el oráculo, echaron el ancla en cierto lugar de más acá de las Columnas, donde hoy se ubica la ciudad de los sexitanos. Pero, habiendo ofrecido en este lugar de la costa un sacrificio a los dioses y no habiendo sido propicias las víctimas, regresaron.

PEÑÓN DEL SANTO VISTO DESDE LA PLAYA DE SAN CRISTOBAL

Peñón del Santo visto desde la playa de San Cristóbal. Almuñécar, Granada.

Posteriormente los expedicionarios atravesaron el Estrecho, llegando hasta una isla consagrada a Herakles, situada junto a Onoba, ciudad de Iberia y a unos mil quinientos estadios más allá del Estrecho. Creyendo que las Columnas estaban allí, hicieron un nuevo sacrificio a los dioses, pero habiendo sido otra vez las víctimas adversas, regresaron a su patria. En la tercera expedición fundaron Gadir y construyeron el santuario en la parte oriental de la isla y la ciudad en la parte occidental…

Estrabón. Geografía III. 5.5. Sobre la fundación de Gadir.

Sigue leyendo

Los Alcores

El primer asentamiento de Porcuna

Ipolca íbera, Obulco romana, aunque tras la Batalla de Munda se le otorgó el título de Urbs Victrix Nobilis (Victoriosa Noble Ciudad) con la que accedió a su ciudadanía. Un territorio este que, desde sus orígenes, siempre fue concebido como asentamiento estable y próspero debido a la enorme riqueza que proporcionaban sus tierras. A lo largo del tiempo llegarían otras civilizaciones, otras culturas, que modificarían la suya propia y su forma de nombrarla: Obolcón visigoda, Bulkuna árabe y, por último, Porcuna cristiana. Pero lo que debemos de tener siempre presente es que la historia de este asentamiento se inició con el poblado prehistórico de Los Alcores (Porcuna, Jaén)

VISTA YACIMIENTO LOS ALCORES HACIA ANTIGUA VIA IBERICA

Vista del territorio dependiente desde el Yacimiento Los Alcores. Porcuna, Jaén.

Sigue leyendo

Los Millares

Un poblado de la Edad del Cobre

En el sector central de la muralla exterior se sitúa la monumental puerta principal de acceso al poblado, un paso flanqueado por enormes bastiones. La entrada, pensada inicialmente como simple vano de gran anchura, se fue estrechando paulatinamente, hasta convertirse en una estructura mucho más compleja.

Avanzado en el tiempo, se construyó delante de la misma una gran barbacana, cuyos muros quedan atravesados por estrechas aspilleras que permitieron a sus defensores dominar visualmente el entorno amenazado por otras tribus hostiles. Estos huecos preparados en la muralla funcionaron también como saeteras debido a la escasa distancia que se encuentran con respecto a la superficie del terreno.

Debemos de entender a partir de estos momentos que este poblado de la Edad del Cobre se preparó defensivamente debido a los continuos ataques que sufrió a lo largo de su existencia.

PUERTA PRINCIPAL EN PRIMERA LINEA DE MURALLAS

Puerta principal en primera línea de murallas en sector central. Yacimiento Arqueológico Los Millares, situado entre los municipios de Santa Fe de Mondújar y Gádor, Almería.

Sigue leyendo

Qal’at Rabah: Calatrava La Vieja (continuación)

<< Volver al inicio de la plaza

Resulta que en tales circunstancias, a finales de 1157, habían llegado a Toledo don Raimundo, abad del monasterio de Santa María de Fítero, y fray Diego Velázquez, ambos religiosos del Císter. El abad se había hecho acompañar del hermano Diego para disponer de una mayor facilidad a la hora de acceder al rey, al cual pretendía solicitar confirmación de los privilegios concedidos por Alfonso VII en su abadía. Tiempo atrás, Diego Velázquez fue amado del anterior monarca y amigo en la infancia del Deseado.

Sigue leyendo

Qal’at Rabah: Calatrava La Vieja

El origen de una Orden

“Todos los nobles callaron ante tal propuesta. Y lo sucedido a continuación causó tan extraordinaria sorpresa que provocó algunas burlas entre los nobles de la corte. Sin embargo, fue un hecho trascendental para el futuro de la plaza y de su entorno: el propósito fue aceptado por el abad Raimundo, aconsejado a ello por Diego Velázquez.”

Sigue leyendo