Begastri (continuación)

<< Viene del artículo Begastri, una ciudad episcopal

No tardarían en llegar las guerras civiles entre monarcas y facciones aristócratas en el reino visigodo; nobles siempre codiciosos por usurpar el trono del Regnum Visigothorum. Atanagildo, careciendo de las tropas necesarias para intentar destronar a Agila I, decide buscar apoyo en el Imperio Romano de Oriente. Justiniano I, quien reinaba por aquel entonces, no desaprovechó la oportunidad de intervenir en Hispania y continuar avanzando en su ambicioso proyecto Renovatio Imperii Romanorum, es decir, la reunificación de todos aquellos territorios que en su día estuvieron bajo el poder del viejo Imperio Romano.

Sigue leyendo

Anuncios

Begastri, una ciudad episcopal

Cabezo Roenas. Cehegín, Murcia

Abd al-Aziz, hijo de Muza, hijo de Noseir a Teodomiro, hijo de Gabdus , en virtud de la cual queda convenido, y se le jura y promete por Dios y su Profeta (a quien Dios bendiga y salve) que tanto a él, como a cualquiera de los suyos, se les dejará en el mismo estado en que se hallen respecto del dominio libre de sus bienes; no serán muertos, ni reducidos a esclavitud, ni separados de sus hijos, ni de sus mujeres; se les permitirá el culto de su religión, y no serán incendiadas sus iglesias, ni privadas de su propiedad libre, en tanto que observe y cumpla fielmente lo que pactamos con él, a saber: que entregará por capitulación las siete ciudades, Auriola, Villena, Alicante, Muía, Begastro, Ello y Lorca; que no se dará hospitalidad a los que huyan de nosotros, ni a los que nos sean hostiles, ni se molestará a los que nos sean fieles adictos, ni nos ocultarán las noticias que tuvieren respecto de nuestros enemigos; que él y los suyos pagarán cada año un dinar, cuatro almudes de trigo, cuatro almudes de cebada, cuatro azumbres de vinagre, dos azumbres de miel y dos azumbres de aceite, y la mitad de esto los siervos. Fueron testigos. Otman, hijo de Abuabda, el Corcixí; Habib, hijo de Abuobaida, el Fihrí; Abdala, hijo de Meicera, el Falimí; y Abucain, el Hadalí; fué escrito en el mes de Racheb del año 94 de la hégira

Pacto de Teodomiro. Abril de 713.

Sigue leyendo

Basílica paleocristiana de Vega del Mar

San Pedro de Alcántara, Marbella

Se sintió en las provincias granadinas y en otras del Imperio un violento terremoto. Las olas del Mediterráneo hirvieron como en la más deshecha borrasca. A muchas varas de distancia de Malaca, de Exi (Sexi), de Abdera, quedaron en seco las playas que siempre habían estado bañadas por las aguas: los pescados, faltos de su natural elemento, eran cogidos a mano sobre la arena sin redes ni anzuelos. Absorto los habitantes, vieron la profundidad de los abismos, que colmados de agua estaban quizás desde el principio del mundo. Al cabo de algunas horas retrocedió el mar con ímpetu furioso; los buques, que habían encallado en la arena, fueron lanzados con irresistible empuje dentro de tierra, y estrellados algunos contra los edificios de las ciudades cercanas. Las aguas inundaron los pueblos de la ribera, ahogando a multitud de familias.” (Miguel Lafuente Alcántara. Historia de Granada: comprendiendo la de sus cuatro provincias Almería, Jaén, Granada y Málaga desde remotos tiempos hasta nuestros días. 1843)

Sigue leyendo

El santuario de San Ambrosio

Barbate. Cádiz

He aquí otro ejemplo de nuestro legado patrimonial que se resiste a desaparecer con el paso del tiempo, pero que, tal vez, los ojos de los andaluces no alcanzan a valorar como debieran. ¿Realmente somos conocedores de su existencia e historia?

Sigue leyendo

La marca eremítica del Giribaile

Las cuevas del Giribaile

Sobre los terrenos de una meseta amurallada, y dependiente de la cercana ciudad de Cástulo, a principio del siglo IV a.C. se fundará un oppidum con claro carácter estratégico: controlar la confluencia de los valles Guadalimar y Guadalén. Fue este un lugar propicio para el asentamiento humano, apto para el cultivo y donde el abastecimiento de aguas quedaba bien garantizado por un suministro continuado.

VISTAS EMBALSE DEL GIRIBAILE DESDE LAS FALDAS DEL MONTE

Vistas Embalse del Giribaile desde las faldas del monte. Vilchés, Jaen.

Sigue leyendo

Por quince minutos… Iglesia Visigoda San Juan Bautista

Por quince minutos… Iglesia Visigoda San Juan Bautista

Acabábamos de visitar la Villa Romana la Olmeda y la Villa Romana de Tejada por tierras de Palencia. Nuestro siguiente destino era el Museo y la Villa Romana de Almenara-Puras, en Valladolid. Pero antes, en un alto en el camino o parada y fonda, pretendíamos llegar a tiempo para admirar la iglesia visigoda de San Juan Bautista que se encuentra en la localidad palenciana de Baños de Cerrato (antigua Balneos).

HUELLA DE LA MANO DE RECESVINTO EN LOSA

Huella de la mano del rey godo Recesvinto en el interior de la iglesia visigoda de San Juan Bautista. Baños de Cerrato, Palencia

Sigue leyendo

Mausoleo de Llanes

Mausoleo De Llanes. Cuenca

INTERIOR DE LA CRIPTA VISTA DESDE EL EXTERIOR

Interior de la cripta vista desde el exterior

Para mi última visita a Cuenca tenía anotado en la ruta un punto de interés al que me hacía tanta ilusión localizar y fotografiar, como los magníficos yacimientos con los que cuenta esta preciosa provincia. Les hablo del Mausoleo de Llanes, conocido popularmente como Ermita de Llanes y situado entre los términos de Priego y Albenda.

No se cómo o de qué manera llegó información del edificio a mis manos; puedo suponer que navegando por Internet en busca de curiosidades. El caso es que desde un primer momento me enamoré de él. ¿Motivo? Visitar las ruinas de un mausoleo, sumergido en la vega que le da nombre y que aún cuenta con su cripta para antiguas ceremonias sin haber perdido la esencia de su acceso a la planta principal. Esto último harto difícil en nuestros días y, por lo tanto, imprescindible su valoración cultural.

Sigue leyendo