Basílica paleocristiana de Vega del Mar

San Pedro de Alcántara, Marbella

Se sintió en las provincias granadinas y en otras del Imperio un violento terremoto. Las olas del Mediterráneo hirvieron como en la más deshecha borrasca. A muchas varas de distancia de Malaca, de Exi (Sexi), de Abdera, quedaron en seco las playas que siempre habían estado bañadas por las aguas: los pescados, faltos de su natural elemento, eran cogidos a mano sobre la arena sin redes ni anzuelos. Absorto los habitantes, vieron la profundidad de los abismos, que colmados de agua estaban quizás desde el principio del mundo. Al cabo de algunas horas retrocedió el mar con ímpetu furioso; los buques, que habían encallado en la arena, fueron lanzados con irresistible empuje dentro de tierra, y estrellados algunos contra los edificios de las ciudades cercanas. Las aguas inundaron los pueblos de la ribera, ahogando a multitud de familias.” (Miguel Lafuente Alcántara. Historia de Granada: comprendiendo la de sus cuatro provincias Almería, Jaén, Granada y Málaga desde remotos tiempos hasta nuestros días. 1843)

En la localidad malagueña de San Pedro de Alcántara, asentada junto a su línea costera, existió un núcleo de población de cierto grado o entidad. Puede que, en su caso, se tratara de la antigua Cilniana nombrada por las fuentes o puede que tan sólo estuviese relacionada con una villae maritimae de relativa importancia y envergadura, como tantas otras villas que regaron el litoral en esta parte del Mediterráneo (pulse aquí). Fuera como fuese, sin duda sus gentes estarían muy vinculadas a las producciones de garum y a la elaboración de otros productos marinos.

01-termas-romanas-bovedas

Termas romanas de las Bóvedas en río Guadalmina, muy próximo a la Basílica Vega del Mar. Marbella.

Llegados al período del bajo imperio romano, y ante la profunda crisis que se vivía en cada uno de sus rincones, los asentamientos y villas repartidos a lo largo de la costa malacitana y gaditana, hasta llegar a aguas del Estrecho, continuarán con su actividad mercantil normalizada sin sufrir apenas cambios. Debemos resaltar que las relaciones comerciales entre estas factorías y el norte de África seguían siendo de lo más excelentes. Fue ésta una tónica que se mantendrá constante, a diferencia de las comunidades de interior que, de aquí en adelante, muchas de ellas se verán abocadas al despoblamiento por el desplazamiento continuado de sus habitantes.

A partir del siglo III d.C., los terrenos comprendidos en el margen izquierdo del arroyo cercano al supuesto asentamiento de Cilniana  serán utilizados por sus habitantes como espacio reservado para los enterramientos de sus difuntos. En esta necrópolis los rituales practicados acabarán adaptándose con la llegada de la nueva religión: el cristianismo.

MIRADOR PASO DEL ESTRECHO

Mirador Paseo del Estrecho con vistas de Ceuta. Tarifa, Cádiz.

Se cree que sobre el año 365 d.C. este núcleo poblacional fue arrasado, literalmente, por una gran ola gigante. Amiano Marcelino y Lafuente Alcántara describieron en sus respectivos textos, y con todo lujo de detalles, los efectos de esta supuesta catástrofe. En opinión de algunos autores, el epicentro del seísmo que pudo devastar la costa mediterránea se localizaría en el Egeo, en contra de la teoría de otros autores que lo situaron en aguas de la misma Malaca. Si ocurrió de este modo, parece lógico deducir que los habitantes del lugar habrían tardado bastantes años en reponerse del enorme desastre. La profunda crisis política y económica que afectó al Imperio en las décadas finales del siglo IV ya fue complicada de sortear, así que los efectos calamitosos de este maremoto habrían acentuado aún más tal problema.

Y como a perro flaco todo son pulgas, tampoco beneficiaría nada en su recuperación la presencia de las distintas tribus germánicas que asolaron las fértiles tierras de la Baetica durante los primeros años del siguiente siglo.

03-parte-superior-nave

Nichos de necrópolis paleocristiana junto a ábside en Omega de la Basílica Vega del Mar. Es precisamente este enclave uno de los mejores testimonios de los cambios que en el ritual, ajuar y disposición de las sepulturas implica la cristianización de la Bética. Siguiendo la cronología e interpretación propuesta por sus últimos excavadores, en torno al 500 de nuestra Era, pero con la remodelación del siglo VI d.C., se construye la Basílica. San Pedro de Alcántara. Marbella, Málaga.

Otoño del 409, los pueblos bárbaros entran en Hispania a través de los pasos pirenaicos. Doscientos mil guerreros suevos, vándalos y alanos buscan aprovecharse de la inestabilidad reinante en el Imperio Romano de Occidente en esas fechas. El grado de saqueo y destrucción al que someten a los asentamientos por donde pasan estas hordas fue de tal magnitud que las fuerzas acantonadas en las distintas provincias hispanas se sintieron completamente incapaces para frenarlas. Entre todos ellos, los vándalos silingos (procedentes de la actual área Silesia situada entre Polonia, República Checa y Alemania) optaron por internarse en las tierras de la Bética persiguiendo el sueño de ocupar África por su costa norte.

04-objetos-de-necropolis

Entre sus materiales destacan objetos de uso cotidiano que acompañaban al difunto en su tránsito al más allá (jarras, cantimploras, broches de cinturón variados, cuchillos, anillos y otros). Actualmente expuestos en Museo Arqueológico Nacional de España.

Walia, rey visigodo, buscó también pasar al continente vecino con pretensiones de asentar allí a su pueblo; lo hacía lejos de los ejércitos imperiales y de tanto pueblo bárbaro y errante. En ese tiempo se había enemistado con el emperador, quien, en represalia, decidió privarle del envío de nuevos suministros. Su pueblo pasaba hambre y acuciados por tal necesidad, en el año 415 los visigodos tomaron la decisión de cruzar una Península en la que acampaban a sus anchas suevos, vándalos y alanos. Bajaron por la costa levantina hasta llegar al Estrecho, pero no pudieron encontrar transportes suficientes con los que alcanzar la otra orilla. Además, debido a unas fuertes tormentas que azotaron la costa, las primeras naves que se hicieron a la mar acabaron naufragando.

Lo sucedido en el Calpe causó gran temor a este pueblo germano. Walia, desolado, no pudo hacer otra cosa que regresar a sus dominios en la Galia, lugar desde donde habían partido de principio. De esta forma, en el año 416 el rey visigodo optó por hacer las paces con el emperador Honorio. Del foedus o pacto resultante, los romanos se comprometieron al avituallamiento de los bárbaros, seiscientos mil modios de trigo, a cambio de que los visigodos limpiaran de bárbaros las provincias hispanas. Comenzaba así una guerra total que duraría dos años.

05-basilica-vega-del-mar

Basílica Vega del Mar con los ábsides enfrentados. Desde el 1916 se conocía de la existencia de un posible yacimiento visigodo en San Pedro de Alcántara, Marbella. En los años 30 del siglo XX, El Estado envió a José Pérez Barradas a investigar aquel prometedor enclave. El joven arqueólogo identificó los restos de una impresionante basílica cristiana, rodeada de un amplio cementerio con centenares de tumbas.

Todos estos acontecimientos bélicos van a suponer una dura experiencia para la población asentada en Vega del Mar, lo que condicionará también en el desarrollo de su actividad productiva. Habrá que esperar hasta la partida de los últimos vándalos, que aún permanecen en suelo peninsular, para disfrutar de cierta estabilidad. Es a partir de estos momentos cuando resurge el intenso tráfico marítimo entre las dos costas del Estrecho y con él, un segundo periodo de esplendor económico y cultural que se materializará con la construcción de una basílica. Nos situamos en torno al año 500 d.C., es decir, finales del siglo V d.C.

El espacio elegido para la construcción del nuevo lugar de culto, considerado como de magnitudes relativamente importantes para lo que significó el pequeño núcleo urbano donde se erigió, fue el de la antigua necrópolis bajo imperial. Desde que en el siglo IV el emperador Constantino favoreciera a la Iglesia y fomentara la edificación de sus templos de culto, el modelo de edificio que se tomaría en esos inicios fue aquel de carácter público destinado a ser tribunal en el pueblo romano y que ocupaba un lugar preferente en su foro: la basílica, la “casa real”. Conforme se fuera asentando la nueva religión, estos antiguos edificios también se utilizarían como recintos oficiales para la celebración de las liturgias cristianas.

06-firmana

Inscripción funeraria en mármol de la niña Firmana. En ella se nos transmite: “La niña Firmana, de carácter dulce, vivió entre los buenos dos años y ocho meses. Fue recibida en paz el día siete de las kalendas de Febrero, sábado…” Pieza actualmente expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de España.

El edificio de planta basilical que se construyó en Vega del Mar fue realizado bajo un trazado típicamente paleocristiano, el cual llegó a contar con tres naves: una mayor al centro y dos menores laterales. Ya en el diseño inicial presentaba los dos ábsides contrapuestos de clara influencia norteafricana, así como sacristía, baptisterio con dos habitaciones y el vestíbulo de acceso al recinto.

Lo normal en las basílicas cristianas era que tuviesen un único ábside, pero en Hispania y en el norte de África algunos de templos que se construyeron durante este periodo presentaron los ábsides enfrentados. Con este diseño tal vez se buscara monumentalizar dos espacios y, por tanto, realzar el ritual que en su interior se practicaba. Un ejemplo podría ser recorrer el camino de un ábside a otro para simbolizar cómo el recién bautizado se dirigía a su unión con Dios. Puede que poblaciones cristianas asentadas en el norte de África decidieran emigrar a la península ibérica como consecuencia de las mismas invasiones vándalas sufridas al otro lado del Estrecho. En esta parte del Mediterráneo se adaptarían al reino visigodo e introducirían influencias culturales y constructivas.

sepulturas-necropolis-en-acceso-a-nave-izquie

Sepulturas necrópolis en acceso a nave izquierda. Bassílica Vega del Mar en San Pedro de Alcántara. Marbella, Málaga.

A mediados del siglo VI se van a desarrollar una serie de hechos armados que van a repercutir directamente sobre los territorios habitados en la Baética: la ocupación bizantina. La basílica Vega del Mar no quedará al margen de estos nuevos acontecimientos históricos.

08-placa

Placas de revestimiento reutilizadas en tumbas. En las primeras intervenciones llevadas a cabo en este yacimiento se localilzaron una serie de losas de mármol decoradas que en muchos casos fueron reutilizadas en la necrópolis. Entre ellas destaca la llamada “Losa de las Águilas”, decorada con dos cabezas de águilas cazando sendos conejos, iconografía propia del simbolismo cristiano. Actualmente esta placa se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico Nacional de España, aunque en el Arqueológico de Málaga también podremos disfrutar de una de ellas.

La siempre díscola Corduba, controlada en ese periodo por los últimos reductos de la población hispanorromana, se opondrá a la entronización del nuevo rey visigodo Agila que será ungido en la capital del reino, Augusta Emerita. El nuevo monarca estaba considerado por este sector de la población hispana como un verdadero opresor político y religioso. Numerosas fueron las ciudades que, junto a buena parte de la nobleza visigoda, acabarán sublevándose contra el nuevo rey. Al frente de todos ellos y liderándolos desde Hispalis, Atanagildo, heredero de los regímenes predecesores.

En un principio la guerra civil abierta entre las dos facciones visigodas no se decantó hacia los intereses de la aristocracia bética. En el año 551, los de Atanagildo, temerosos de un nuevo ataque por parte del rey Agila, buscarán la ayuda militar de los bizantinos. El emperador Justiniano, siempre tan dispuesto para la reconstrucción del viejo Imperio romano perdido, vio en esta petición de ayuda una excelente oportunidad para invadir territorio hispano.

Así fue como en el año 552 el contingente bizantino de Justiniano I, al mando del anciano Liborio, desembarcara en las costas peninsulares. Muy probablemente se hiciera por Carthago Nova, aunque muchos autores identifican este desembarco por aguas malacitanas. De una forma u otra, con este refuerzo Atanagildo recuperaría la iniciativa en su lucha contra Agila, quien finalmente acabaría siendo asesinado por sus propios nobles. Finalmente, el trono será ocupado por el aristócrata visigodo de Hispalis.

09-justiniano-y-su-corte

Justiniano y su corte. Reproducción del mosaico de San Vital de Rávena realizado en pasta vítrea y mármol. La escena representa al emperador de Oriente Justiniano en el momento de asistir a la consagración de la iglesia y hacer la ofrenda al obispo Maximiano, exarca de Rávena, de una pátera de oro. Museo Arqueológico de Cehegín. Cehegín, Murcia.

Pero para recompensar al emperador oriental, Atanagildo tuvo que ceder buena parte de los territorios que empezaba a gobernar, una demarcación que estaría comprendida entre la desembocadura del Guadalete y la Denia valenciana. El nuevo rey tuvo que pagar un alto precio por ostentar la corona regia, ya que los bizantinos se cobrarían muy cara la ayuda prestada. La nueva provincia Spaniae, con capital en Carthago Spartaria, formará parte del llamado Renovatio Imperii Romanorum de Justiniano y de su política expansionista sobre el Mediterráneo central y occidental. La población local acogió a las tropas del emperador con verdadero entusiasmo, considerándolos libertadores y no meros invasores.

laterales-de-la-basilica

Laterales de la zona media de la basílica con acceso a estancias de pilas bautismales. Necrópolis en su interior. Basílica Vega del Mar en San Pedro de Alcántara. Marbella, Málaga.

Muy posiblemente fuera a mediados del siglo VI cuando se llevara a cabo algunas reformas en la Basílica de Vega del Mar, cambios que no afectarán para nada en su conjunto constructivo. Se prepararon nuevos accesos al recinto y se reestructurará el ábside oriental (el occidental estuvo considerado en todo momento como el principal del templo) para convertirlo en capilla o muy probablemente en Martyrium, lugar de culto y recuerdo de reliquias.

Durante los siglos V-VI, los mártires fueron un ejemplo a seguir por el resto de la población. Con la llegada de visigodos y bizantinos se generará una enorme inseguridad entre las gentes y una marcada inestabilidad política, propiciando que estos santos fueran venerados como verdaderos protectores de la ciudad. La nueva situación de recogimiento dio lugar a que se reservaran para estos mártires un lugar de preferencia dentro de los templos. Un buen ejemplo del nuevo sentimiento cristiano fue el caso de la población cordobesa cuando el rey Agila ordenó profanar la tumba del mártir San Acisclo en su templo dedicado. Esta fatal decisión motivó que la población de Corduba acabara rebelándose.

Al-fondo-altar-y-posible-martiryum

Al fondo altar y posible Martyrium. Basílica Vega del Maren San Pedro de Alcántara. Marbella, Málaga.

En un principio, los templos cristianos acogieron los sepulcros de los mártires. Con el paso del tiempo, las iglesias empezarán a recibir reliquias traídas de otras zonas, en lugar de construirse estos templos sobre el espacio del martirio o enterramiento del santo. Esto dio pie a un tráfico incesante y muy lucrativo de reliquias, en muchos de los casos falsas, y en el sentimiento de anhelo por ser enterrados junto a ellas. Es decir, se reconocerá una clasificación social en función de la proximidad o distanciamiento de la tumba con respecto a la reliquia custodiada.

La Basílica Vega del Mar se convertirá en foco de atracción para los cristianos asentados en esta parte de la costa, al uso cultual se sumará el funerario y el deseo expreso de reposar el cuerpo en un edificio de culto. En su interior y alrededores se han hallado casi dos centenares de tumbas. La mayor parte de ellas se sitúa en el perímetro del templo, si bien se localizan un buen número en su interior.

10-pila-bautismal

Pila bautismal cuadrilobulada en el yacimiento Basílica Vega del Mar en San Pedro de Alcántara, Marbella, Málaga.

Otra reforma que se llevará a cabo en la basílica durante el periodo bizantino será la construcción en el baptisterio de la piscina cuadrilobulada dispuesta para el rito por inmersión, junto a otra cuadrangular de menores dimensiones. En un primer momento el rito del bautismo se realizaba por inmersión, imitando el bautismo de Cristo. El catecúmeno o futuro cristiano se sumergía tres veces invocando al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. El agua adquiría, por tanto, un carácter purificador donde al bautizado se le liberaba del pasado y le preparaba para recibir las enseñanzas del mensaje de Cristo.

En el siglo VII el rito del bautismo cambiará, dejó de ser necesario sumergirse y se pasó al derramamiento de agua sobre la cabeza para completar el rito.

Jarros-y-jarritos

Jarros y jarritos hallados en distintas sepulturas de la necrópolis de Vega del Mar. Actualmente expuestos en el Museo Arqueológico de Málaga.

Los bizantinos perdurarán en territorio hispano durante ochenta años hasta que, definitivamente, se integre al reino hispano-visigodo entre los años 613 y 615. En contra de lo esperable, con la expulsión de los bizantinos no desaparecerá su influencia. Desde el litoral malacitano se mantendrán importantes vínculos económicos con el Imperio de Oriente, sirviendo de escalas para sus embarcaciones en puntos estratégicos del Estrecho. Estas relaciones se mantendrán intactas hasta la llegada de los pueblos musulmanes.

Notas:

  1. Desde mediados del siglo I d.C., Cilniana fue ciudad hispanorromana perteneciente al Conventus Gaditanus y situada en la vía que comunicaba Malaca con Gades a través de su línea costera. Hay autores que la sitúan junto al flumen Solduba – actual Guadalmansa – y otros en la próxima Marbella.

Bibliografía:

  • Cartelería del yacimiento, del Museo Arqueológico Nacional y del Museo Arqueológico de Málaga.
  • La Nasílica Paleocristiana del Vega del Mar (María del Carmen Teles Ellizalde)
  • Los siglos oscuros en la Historia de Málaga (Rafael Puertas Tricas)
Todos los derechos reservados. Aviso Legal.
Anuncios

Un pensamiento en “Basílica paleocristiana de Vega del Mar

  1. Pingback: Existe y es real | Legión Novena Hispana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s