Ercavica, nueva ciudad romana

Castro de Santaver. Cañaveruelas, Cuenca

Coordinado con el pretor de la Ulterior, L. Postumio Albino, lo cierto fue que Tiberio Sempronio Graco buscó repetir la misma estrategia de hostigamiento contra los pueblos celtíberos que su predecesor Quinto Fulvio Flaco. A través de ataques directos desde la Carpetania y el valle del Ebro, llevó a cabo una ofensiva en pinza sobre gran número de oppida y castra a los que logró sojuzgar. Importantes ciudades de esta parte de Hispania, como Munda y Certima, fueron sometidas y de las que, a la postre, obtuvo buena cantidad de botín y rehenes. Tras rendir a la inquebrantable Arce, marchó hacia Ercavika de la que no recibió impedimento para asediar. Después de cinco días de resistencia, y temiendo idéntica suerte que sus pueblos vecinos, la población de la ciudad celtíbera abrirá las puertas al nuevo pretor de la Citerior. Corría el año 179 a.C.

Tito Livio (11, 50, 1)

Estas serían las primeras referencias escritas que disponemos sobre la antigua ciudad celtíbera de Ercavika. Sí, celtíbera y más concretamente de la zona meridional. Hacemos esta matización porque la actual Ercávica, con la que hoy podemos deleitarnos admirando sus ruinas, no corresponde con aquel emplazamiento prerromano que abrió sus puertas al pretor de la Citerior en el transcurso de La Primera Guerra Celtíbera.

UBICACION DEL PRIMITIVO ASENTAMIENTO CELTIBERO

Vista desde Ercávica de donde estaría situado el antiguo oppidum celtíbero, aguas abajo del río Guadiela, hoy embalse de Buendía. Yacimiento Arqueológico de Ercávica. Castro de Santaver. Cañaveruelas, Cuenca

Por el contrario, la ciudad hispanorromana de Ercávica se erigió sobre un promontorio alargado de laderas escarpadas (Cerro de Santaver), en la margen opuesta del río Guadiela aguas abajo, terrenos donde se ubicó el primitivo oppidum celtíbero (La Muela. Alcocer, Guadalajara) y a tan sólo algo más de cuatro millas romanas de distancia. Por lo tanto, la Ercávica de origen romano que hoy conocemos se fundará desde cero, sobre ninguna ocupación celtíbera previa, aunque sí heredando el nombre prerromano con el paso de los años.

¿Cuáles pudieron ser los motivos para esta refundación en relación al oppidum celtíbero próximo? Para algunos autores,  la fundación de la nueva ciudad pudo llevarse a cabo después de las guerras lusitanas, con la llegada de emigrantes itálicos una vez extinguidos los conflictos y las tensiones en la región.

DOMUS ATERRAZADA

Domus aterrazada. Yacimiento Arqueológico de Ercávica. Castro de Santaver. Cañaveruelas, Cuenca.

Una prueba irrefutable que contradice dicha hipótesis sería la pervivencia de las murallas republicanas, cuyo trazado se adapta a las irregularidades del perímetro urbano y que se mantienen a lo largo de toda la vida de la ciudad. La erección de estas imponentes defensas desde su origen denota las necesidades de proteger al contingente o a la población que en su interior pudo guarnecerse. En conclusión, durante el período de la refundación aún existieron amenazas latentes y severas y, en consecuencia, cuando se produce la llegada de los emigrantes itálicos, que influyeron en su posterior urbanismo, ya debió existir un primer emplazamiento.

En este sentido debemos recordar que su privilegiada ubicación estratégica no fue fruto del capricho o el mero azar. La elección, una posición destacable en altura, permitió dominar el valle del Guadiela con una amplia visibilidad hacia el territorio que lo circundaba. Era, sin lugar a dudas, un enclave de defensa y control que contó con excelentes vías naturales de comunicación. A ello habría que añadir también la superficie del cerro, la cual fue propicia para su posterior urbanización basada en el típico entramado ortogonal romano, tal y como finalmente quedó organizada la ciudad.

ALJIBE

Interior de aljibe. Yacimiento Arqueológico de Ercávica. Castro de Santaver. Cañaveruelas, Cuenca.

Otra teoría sobre los orígenes de la antigua ciudad hispanorromana de Ercávica, tal vez la más aceptada, es aquella que señala a la propia Roma como impulsora deliberada de una política de pacificación y consolidación de su poder sobre los territorios anexionados. Irremediablemente, dicha estrategia daría lugar a la consecuente adopción de la nueva cultura por parte de los pueblos indígenas próximos a las ciudades refundadas y que, en muchos de los casos, quizá como la Ercavika celtíbera, acabarán abandonando sus asentamientos primitivos.

Lucio César. Mármol. 01-50 d.C. Hallado en Ercavica y expuesto en el Museo de Cuenca.

Un ejemplo análogo, aunque acontecido en años posteriores, podría ser el de Valeria. Esta otra ciudad de la Celtiberia meridional está considerada como una fundación romana de manos de Valerio Flaco durante los años de su mandato (gobernador de la Citerior, 93-81 a.C.) e inmerso en la reactivación de la conflictividad celtíbero-lusitana. En su caso, Belgeda, ciudad celtibérica en la que Valerio Flaco sofocó una rebelión (Apiano. Iber, 100), podría identificarse con la nueva ciudad hispanorromana de Valeria. En un futuro, estas nuevas fundaciones romanas, como Ercávica o Valeria, serán las que logren reunir las condiciones idóneas para su pronta promoción jurídica. Hasta esa fecha, disfrutarán del estatuto latinii veteres (tal vez en el contexto de las políticas cesarianas tras secundar estas ciudades la causa de César en su guerra civil contra Pompeyo)

INSULA DE LAS TERMAS

Insula de las Termas. Yacimiento Arqueológico de Ercávica. Castro de Santaver. Cañaveruelas, Cuenca.

Las guerras civiles resultaron cruciales tanto para la definitiva consolidación de estos puntos fuertes exnovo en territorio hispano, como para los lazos clientelares creados con la antigua aristocracia indígena. Durante las guerras sertorianas, la Celtiberia sufrió un nuevo proceso de inestabilidad, obligando a muchos asentamientos a posicionarse a favor o en contra de uno u otro bando. Ercávica lo hará a favor del bando optimate, por lo que sufrirá el ataque del ejército de Sertorio. En su caso, las imponentes murallas la protegerán.

En definitiva, el periodo de tiempo comprendido entre el final de las guerras celtíberas y la conclusión de las guerras sertorianas es el que se ha tomado como referencia a la hora de establecer el momento de la planificación urbana de Ercávica y su construcción como ciudad romana, sin excluir que, dadas las características de control y defensa detectadas y las premisas de inestabilidad surgidas,  el momento de su refundación hubiera podido suceder a finales del siglo II a.C.

DOMUS DE LAS TERMAS

Insula de las Termas en área porticada. Yacimiento Arqueológico de Ercávica. Castro de Santaver. Cañaveruelas, Cuenca.

La inmigración de veteranos y comerciantes latinos e itálicos, sumado a la integración de pobladores indígenas, desempeñarán un papel fundamental en estos inicios de la ciudad, así como en su progresiva consolidación. Tanto es así que a lo largo del siglo I a.C., antes de la municipalización augustea, Ercávica ya se habría constituido, o por lo menos parte de sus ciudadanos, de pleno derecho como ciudadanía latina (oppidum de latini veteres. Plinio N.H. III, 24), con carácter jurídico y administrativo reconocido por Roma.

Como ya hemos dejado entrever, esta política de integración impuesta por el estado romano traerá consigo el abandono y la desaparición de los antiguos centros indígenas cercanos. La nueva ciudad tomará, de esta forma, el nombre del oppidum celtíbero ubicado a cuatro millas en la margen opuesta del río Guadiela.

FORO

Foro de Ercavica. Yacimiento Arqueológico de Ercávica. Castro de Santaver. Cañaveruelas, Cuenca.

En período augusteo, Ercávica, Valeria y también Segóbriga, estas tres ciudades de la Celtiberia meridional, fueron promocionadas como municipia, habiendo disfrutado los habitantes de las dos primeras del ius latii veteris (Plinio III, 24). No fue este el caso de Segóbriga que, hasta entonces, habría tenido un carácter estipendiario. En otros núcleos poblacionales del entorno como Laminium (actual Alhambra) o Consabura (actual Consuegra) su municipalidad no llegará hasta época Flavia, permaneciendo hasta entonces como ciudades también estipendarias. Ercávica será adscrita al conventus Caesaraugustanus; Segóbriga y Valeria al Carthaginensis.

AGRIPINA MINOR

Agripina Minor. Hallado en Ercavica y expuesto en el Museo de Cuenca.

Esta concesión de estatuto privilegiado trajo consigo la posibilidad de que Ercávica pudiera emitir moneda y dispusiera de una primera fase de monumentalización en sus zonas públicas. Aunque ya existían unos espacios forenses previos, tanto el foro local como las calles principales fueron reformados con la construcción de pórticos. Además, se construyó un monumental criptopórtico en el lado este, la plaza fue embellecida con un nuevo enlosado de gran calidad y se incorporaron varias estatuas ecuestres en el lado norte de la misma. En consecuencia, podríamos concluir que existió una gran voluntad por parte de la élite local para poner de manifiesto su gratitud hacia el emperador por la romanidad otorgada, desplegando una ferviente actividad evergética en la ciudad.

CRIPTOPORTICO

Criptopórtico del Foro. Yacimiento Arqueológico de Ercávica. Castro de Santaver. Cañaveruelas, Cuenca.

Este auge en la monumentalización de los espacios públicos también tendrá su correspondiente reflejo en los edificios privados. Las domus que se construyan flanqueando el cardo maximus, aquellas pertenecientes a las clases sociales más influyentes, serán de clara influencia romano-itálicas, donde algunas de las cuales se construirán organizadas con atrio y otras bajo peristilo.

La primera muralla de Ercávica también se verá ennoblecida en el periodo augusteo, construyéndose torres de gran envergadura anexas en algunas de sus puertas principales. Así, el recinto murario perderá su carácter defensivo para presentar, a partir de entonces, otro de tipo más acorde al prestigio.

DOMUS DEL MEDICO

Domus del Médico. Yacimiento Arqueológico de Ercávica. Castro de Santaver. Cañaveruelas, Cuenca.

A esta primera fase de monumentalización le seguirá otra en época julio-claudia. En ella se completará, de manera definitiva, el conjunto de edificios forenses con la construcción de la Curia en su lado norte y una Basílica en la parte sur. Esa gratitud al emperador de la que antes hacíamos mención se verá intensificada con el culto imperial y las demostraciones honoríficas hacia la familia imperial que los ciudadanos de Ercávica pondrán de manifiesto.

La ciudad romana de Ercávina mantendrá su pujanza hasta el siglo III d.C., constatándose su mayor esplendor hacia mediados del siglo II d.C. Uno de sus principales motores económicos fue la explotación de las minas de lapis specularis situadas en los alrededores, que, junto a las localizadas en la zona de Segóbriga, constituyeron las principales productoras de yeso traslúcido del Imperio y las de mayor calidad. Pero a partir del siglo III d.C. se detecta cierto declive económico y social, aunque la actividad pública parece que perdura. Ya durante el siglo IV se constata el paulatino abandono de la ciudad derivado de un deterioro en su economía.

NECROPOLIS

Necrópolis medieval. Yacimiento Arqueológico de Ercávica. Castro de Santaver. Cañaveruelas, Cuenca.

A partir de entonces, las últimas noticias sobre Ercávica llegan en periodo visigodo (siglo VI d.C.) cuando en sus cercanías se instala un núcleo de población y se constituye en sede episcopal con el nombre de Arcávica.

ESCULTURA

Escultura en bronce hallada en Ercavica y expuesta en Museo de Cuenca.

Enlaces de interés:

  • En el siguiente enlace os dejamos el álbum completo de Ercávica que recoge tanto el yacimiento, como las piezas encontradas en él y expuestas en el Museo Museo de Cuenca.

Bibliografía:

  • Sobre los municipal del ámbito territorial castellano-manchego (G. Carrasco Serrano)
  • La ciudad romana de Ercávica (Rebeca Rubio Rivera y Miguel Ángel Valero Tévar)
  • La edilica doméstica urbano romana en el cuadrante Nordeste (Paula Uribe Agudo)
  • Los orígenes de Ercávica y su municipalización en el contexto de la romanización de la Celtibera meridional (Rebeca Rubio Rivera)
Todos los derechos reservados. Aviso Legal. RGPD 2018.
Anuncios

2 pensamientos en “Ercavica, nueva ciudad romana

  1. Sólo un par de puntualizaciones, has puesto “castras”, cuando habría que poner ‘castros’ o ‘castra’ ( que ya es plural ).

    Y bajo una imagen tienes otra errata, donde pone “Celtívera”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.