Se construye un dolmen

Dolmen de Lácara. Mérida

Hacía ya algún tiempo que decidieron abandonar sus antiguos refugios, unas cuevas que se ubicaban bajo el abrigo montañoso. La comunidad se había trasladado a los fértiles valles de este inmejorable paraje. Atrás quedaban las ancestrales cámaras subterráneas junto a las viviendas de pieles y juncos secos improvisadas debido al aumento de sus miembros. Por contra, disfrutarían de los beneficios incomparables que proporcionan unas tierras ricas para el cultivo y cosecha, así como para la cría de animales y el pastoreo.

01-fertiles-tierras-y-ricos-pastos

Las tierras donde se asienta el dolmen megalítico de Lácara siempre se han caracterizado por ser muy fértiles para el cultivo y ricas para los pastos de anumales. Mérida.

Todo eran mejoras sustanciales en el modo de vida de una población que aspiraba a asentarse definitivamente y a prosperar. Pero pronto se plantearía un serio problema, una cuestión no considerada en principio y que les hacía perder tan anhelada quietud: El lugar de descanso de sus difuntos. ¿Cómo lograrían apaciguar ahora a los espíritus cuando los habían desprovisto de sus moradas en favor de unos campos llanos y extensos?

Puede que la solución a este dilema llegara de las lejanas tierras de Asia Menor o, por lo menos, de unos conocimientos aportados en las formas constructivas y técnicas edilicias que unas civilizaciones mucho más avanzadas supieron transmitir a los pobladores del prehistórico occidental.

Al constructor, de clara influencia oriental, sólo le bastaba abundante mano de obra y tiempo, mucho tiempo. Con tan solo estos dos elementos, algún que otro material que se fabricaría y grandes bloques de piedra – como las peñas redondeadas que abundan en este paraje – el director de la obra buscará levantar una construcción de tal envergadura y durabilidad que nada tendría que ver con las cabañas redondas y perecederas fabricadas a base de madera, paja y barro sobre la planicie cercano al arroyo.

VISTA ENTRADA AL CORREDOR

Dolmen de Lácara. Vista de entrada al corredor. Mérida.

La primera cuestión planteada era el lugar idóneo para tal magna construcción. Aparte de servir como sepultura a los difuntos y plataforma donde oficiar ciertos ritos, se buscaba la delimitación territorial de la comunidad gracias a su tamaño; de esta forma cumpliría también las funciones de señalización. Definitivamente se optó por levantar el dolmen sobre una suave colina desde donde se consigue dominar los abundantes pastos que abarcan el asentamiento.

El miembro de la comunidad, si no estaba inmerso en sus tareas cotidianas, quedaba obligado a colaborar en el proyecto. Una vez elegido el montículo para la construcción, el siguiente paso consistía en extraer los grandes bloques de las canteras y transportarlos a pie de obra. Para estos procesos de extracción será imprescindible emplear herramientas como las cuñas de madera y las mazas de piedra dura con los que partir, toscamente, los filones de piedra utilizados para levantar los corredores y las cubiertas superiores. Indudablemente, se aprovechará la fisura natural del elemento pétreo para partirlo.

CORREDOR VISTO DESDE LA CAMARA

Vista corredor desde el interior de la cámara del sepulcro. Dolmen de Lácara, Mérida.

Antes de cargar con las lajas extraídas, el constructor revisa una a una cada pieza y decide qué lugar en la futura estructura ocupará: vertical para los corredores y cámara, a modo de dintel en la parte superior, etc. Por este motivo, y de forma preliminar, se hace imprescindible una primera talla en la cantera con objeto de preparar la piedra antes de ser transportada.

Finalizados los procesos de extracción, clasificación y preparado, se lleva a cabo su transporte desde la zona de canteras hasta la pequeña colina elegida. Ahora es cuando se precisa mayor número de mano de obra. Se servirán de rodillos de madera colocados sobre la superficie del terreno mientras los hombres tiran de ellas con cuerdas para desplazarlas de un punto a otro. El trabajo se prevee duro y lento.

CORREDOR DEL DOLMEN

Corredor del Dolmen de Lácara. Mérida.

Una vez se depositen las losas a pie de obra, se les dará su forma definitiva. El constructor insiste que cada pieza sea alisada y rebajada cuidadosamente por su cara interior para que, cuando se alcen verticalmente y formen las paredes y el techo, encajen unas con otras sin problema; no va a utilizar ningún tipo de argamasa, por lo que el ajuste debe de ser perfecto. Este alisamiento de la piedra y su curvado es uno de los pasos más importantes, pues servirá para definir la cámara abovedada.

A la vez que se trabaja la piedra con la que se levantará la cámara, el corredor y el vestíbulo del sepulcro megalítico, otros habilitan un muro circular o anillo que servirá para delimitar la construcción.

DOLMEN VISTO DESDE LA CAMARA

Dolmen de Lácara visto desde la parte superior de la cámara. Mérida.

Los enormes bloques de granito se empiezan a elevar. En esta operación el constructor improvisa unos montículos de tierra, previo haberse realizado un agujero delante del lugar que definitivamente ocuparán. A modo de palanca y ayudándose con cuerdas, consiguen colocarlas verticalmente e incrustarlas en la superficie del suelo. Ha insistido mucho en un determinado detalle: las ocho piezas rectangulares, asignadas al conjunto cerrado de la cámara, deben permanecer inclinadas hacia el interior. Con esta técnica persigue reducir la abertura del techo, ocupar en la medida de lo posible el vacío resultante, que se terminará cubriendo, de forma muy calculada, con una enorme losa que cumplirá las funciones de cúpula.

DOLMEN VISTO DESDE EL VESTIBULO

Dolmen de Lácara visto desde el vestíbulo. Mérida.

Afanados en estas tareas de alzado, el resto de la comunidad ha estado acarreando cantos de río recogidos del arroyo cercano, así como tierra del mismo lugar con la que compactar, en sucesivas capas, el espacio obtenido entre el sepulcro y el perímetro circular definido.

Finalmente, toda la construcción queda cubierta por una especie de colina artificial, un túmulo de gran altura que será perfectamente visible en el entorno. La hilera circular de piedras que definen este perímetro también se aprovecha como muro de contención. Una de ellas, la de mayores proporciones, es la reservada para cerrar la entrada del corredor de la cámara.

Un vestíbulo, donde irán depositadas las ofrendas, dos antecámaras y una gran cámara definen la estructura final del dolmen. El constructor puso mucho empeño que la primera antecámara presentara un ancho irregular y que la altura del interior fuera aumentando conforme se avanzaba hacia la segunda antecámara y al espacio donde se depositarán los cuerpos sin vida.

Vuelve a nacer el sol y a morir con normalidad cada día; parece que por fin los difuntos de la comunidad descansarán en paz. Desposeídos de las cuevas naturales situadas en las colinas, ahora los espíritus inquietos quedarán apaciguados tras proveerles de un refugio seguro y duradero en la montaña y cueva artificial que se ha logrado construir.

RESTOS DEL DOLMEN

Restos del Dolmen de Lácara en sus inmediaciones. Mérida.

Notas:

El dolmen de Lácara será utilizado como sepultura durante más de un milenio, es decir, desde el neolítico medio hasta el calcolítico final. Ya en periodos muy posteriores, romano y medieval, el sepulcro será reutilizado a modo de vivienda; sus grandes paredes de granito servirán para alojar a nuevos grupos humanos. Entre los siglos XIX y XX servirá de cantera, dinamitándose su estructura superior. Aun así, este magnífico dolmen megalítico ha conseguido perdurar hasta nuestros días en un excelente estado de conservación.

Bibliografía:

  • Cartelería del yacimiento
  • Revista de estudios extremeños Mayo-Agosto 1959 (Martín Almagro)
  • Arquitectura. De la prehistoria a la postmodernidad (Marvin Trachtenberg e Isabelle Hyman)
Todos los derechos reservados
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s