Hisn Atiba y la muerte de un noble escocés

Tal vez mantengas aún en el recuerdo aquella frase célebre que el actor que interpretaba a Robert Bruse en la película Braveheart dirigía a los clanes escoceses en las últimas escenas de la película. Decía algo como: “Habéis sangrado con Wallace, sangrad ahora conmigo”.

No, no os preocupéis, en este artículo no hablaremos de la primera guerra de independencia escocesa, aunque también pueda ser muy interesante. Por el contrario, sí lo haremos del corazón de este personaje histórico que llegó a ser rey, pero que, por cuestiones del destino, tendría una repercusión en el periodo definido como La Reconquista dentro de nuestras fronteras.

robert-de-bruce-braveheart(2)

Imagen de Robert Bruce, tomada de la web tech-ticker.com, interpretado por el actor británico Angus Macfadyen.

En los días previos a su muerte (año 1329), el rey escocés Robert Bruce I hizo llamar a su grupo de nobles de mayor confianza para reunirlos en sus aposentos. El final de sus días estaba cerca y, como última voluntad, requería que entre ellos eligieran a un caballero para encomendarle una misión en contreto: llevar su corazón hasta Tierra Santa y enterrarlo bajo el suelo de la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén después de su muerte.

El monarca escocés había sido excomulgado años atrás. Siendo cristiano y gran profeso, juró viajar a Tierra Santa para participar en las cruzadas; pensaba expurgar sus pecados luchando contra aquellos a los que se consideraban contrarios a sus creencias y religión. Pero, como decíamos, la vida de Robert Bruce tocaba a su fin y esa promesa, ahora incumplida, pesaba sobre su conciencia. Reunidos en la alcoba, el rey se dirigió a los hombres de armas para comunicarles lo siguiente: “Deseo que mi cuerpo descanse bajo tierras escocesas, pero que mi corazón sea llevado hasta Jerusalén para así mi alma pueda descansar en paz al no verse cumplido el juramento que años atrás realicé.“.

CASTILLO DE LA ESTRELLA

Hins Atiba, conocido en la actualidad como Castillo de la Estrella. Teba, Málaga.

Todos los presentes convinieron, por unanimidad, que la persona indicada para cumplir la última voluntad del monarca fuese sir James Douglas, hijo de William Douglas el Fuerte y viejo compañero de armas del mismo. Ambos habían luchado, hombro con hombro, junto a William Wallace en la guerra contra los ingleses.

A los pocos días falleció el rey y su corazón, tal y como pidió a los caballeros, fue embalsamado y depositado en una pequeña urna de plata que su amigo Black Douglas, como bien era conocido el noble escocés, se colgó al cuello.

Sería a principios de 1330 cuando James Douglas partiera hacia tierras de Montrose con una hueste de seis caballeros y veintiséis escuderos. Entre otros, lo acompañaban su amigo William Keith de Galston, Robert y Walter Logan y William Sinclair de Roslin. Tras su llegada a Esclusa (Flandes) se le unieron otros tantos cruzados en la encomiable empresa. Y fueron en estas tierras donde le llegaron noticias de la gran debacle sufrida en la que vino a llamarse tercera cruzada; la nueva situación acontecida en Tierra Santa lo cambiaba todo y, a la par, le imposibilitaba cumplir su misión con garantías. Se decía que en las murallas de Jerusalén ondeaban al viento los estandartes turcos.

02 - TORRES DE DEFENSA EN CASTILLO DE LA ESTRELLA

Torres de defensa en el recinto murario del Castillo de la Estrella. Teba, Málaga.

Por otro lado, también le informaron que el Papa había bendecido como Guerra Santa la campaña militar que, en esos momentos, libraba el rey castellano Alfonso XI contra los infieles del reino de Granada. Fue entonces cuando, después de sopesar la nueva situación, el grupo de cruzados decidió navegar hasta Sevilla y participar en la noble empresa hispana.

Para este nuevo destino se prepararon los navíos mercantes Maria Clara, Maria Celeste y Maria Rosa; embarcaciones que surcarían las costas gallegas y portuguesas para, finalmente, adentrarse por el río Guadalquivir. Antes de la partida se oficiaron solemnes misas en la abadía de Melrose para los caballeros y sus hombres, pues, al fin y al cabo, marchaban hacia otra cruzada.

A su llegada a Sevilla, los cruzados fueron recibidos por el monarca castellano entre grandes honores y distinciones; los hombres de sir James Douglas por fin se unían a un ejército cristiano en su lucha conjunta contra los musulmanes. Y fue en los reales sevillanos donde informaron al noble escocés de la situación que se vivía en esos momentos y los preparativos de guerra que se estaban llevando a cabo.

TORRE ALQUERIA DE ORTEGICAR

Torre alquería de Ortegícar en el término municipal de Cañete la Real, próximo a Teba.

En años anteriores, todo el sector occidental de la frontera nazarí había sido objeto de un continuado y duro castigo por parte de los reinos peninsulares. Se había logrado la toma de ciertas plazas importantes como fueron Olvera, Pruna y Torre Alháquime. Ahora tocaba el turno de la estratégica Hisn Atiba, como así lo había decidido Alfonso XI. Su objetivo era conquistar esta fortaleza para, a continuación, facilitar las incursiones contra el nuevo territorio que se abriría ante sus pies: la Algarbia y la vega de Antakira. Hisn Atiba se situaba en la frontera del reino de Granada, sobre una alto cerro desde donde se controlaba todo el entorno.

Previamente, y antes de que se levantara el real para el inicio del asedio, las huestes cristianas habían llevado a cabo sus razzias y quemas de cosechas en las alquerías próximas bajo claro objetivo hostil. Familias enteras de la población musulmana se habían visto obligadas a abandonar sus viviendas y refugiarme en la explanada interna del castillo. Allí permanecieron agolpados y hacinados durante todo el tiempo en el que duró el enfrenamiento, presas del hambre y el miedo. En esas fechas, las torres atalayas cercanas al castillo no cesaban de comunicar las continuadas cabalgadas enemigas que sufrían por todos lados.

TORRE HOMENAJE EN CASTILLO DE LA ESTRELLA

Torre Homenaje e interior del recinto fortificado de Hisn Atiba o Castillo de la Estrella. Teba, Málaga.

El 07 de agosto de 1330, el joven monarca nazarí Muhammad IV, tras conocer el inicio del asedio de su importante plaza, no dudó en enviar a su más valeroso comandante llamado Abu Said Utman ben Abi l-Ulam; el gran sayj benimerín conocido entre las tropas cristianas como el temible Ozmín.

El caudillo militar respondió a la llamada de su monarca en apenas una semana después de iniciarse el cerco. Levantó su campamento en la cercana fortaleza del Turón y bajo su mando llegaron las tropas de élite denominadas “Cuerpos de voluntarios de la fe”. Será desde esta posición donde Ozmín, diariamente, se dedicara a hostigar a los cristianos con su caballería ligera, infringiéndoles gran cantidad de bajas y, sobre todo, una profunda desmoralización. Así, la propia Crónica de Alfonso XI nos cita: “Ozmín, aquel caudillo de Granada, era moro muy sabedor de la guerra y hacía muchas pruebas por hacer mal y daño en la hueste de los cristianos“.

CASTILLO TURON

Castillo de Turón en el término de Ardales. Málaga.

Una mañana, reunido con sus capitanes, el gran Sayj al guza tomó una decisión bastante arriesgada. Determinó dividir a su ejército en dos para enfrentarse al enemigo y atacar directamente los reales castellanos. Parte de la caballería se posicionarían junto al río Guadalteba para provocar una salida en tromba de las tropas cristianas. Por otro lado, el grueso del ejército atacaría directamente el real de Alfonso por su retaguardia.

PUENTE NAZARI DE ORTEGICAR

Puente nazarí de Ortegicar, sobre el río Guadalteba, en las proximidades de la Torre Alquería del término de Cañete la Real, cercano a Teba.

En cambio, el de Castilla, conocedor de las intenciones de su enemigo por las informaciones que le llegaban, optó por mantener a gran parte de sus soldados en el campamento, bien pertrechados y a la espera del inminente ataque. Entre ellos se encontraban sir James Douglas y sus caballeros.

Así se produciría el choque entre cristianos y musulmanes, un duro combate que hacía la toma del real castellano una empresa inalcanzable para las huestes nazaríes, muy en contra de las intenciones iniciales de Ozmín. Ante la imposibilidad de continuar con la estrategia planteada, y la consiguiente frustración que se cernía sobre sus hombres, el ejército del caudillo africano decidió retirarse hacia su plaza del Turón y desistir en el asalto al campamento, .

07 - RECINTO MURARIO CASTILLO DE LA ESTRELLA

Recinto murario del Castillo de la Estrella. Teba, Málaga.

08 - ARMAS

Alfange árabe y espadas cristianas expuestos en el Centro de Interpretación del Castillo de la Estrella ubicado en su Torre Homenaje. Teba, Málaga.

James Douglas se percató entonces de la huida del enemigo. Embriagado de gloria y triunfo frente al Islam, el caballero escocés salió en su persecución con algunos de sus hombres. Pero James Douglas era inexperto en las tácticas de combate de la caballería bereber, más concretamente de la conocida como “torna e fuye“.

Por el vado del río, y sobre su pesada cabalgadura de guerra, continuó la persecución hasta comprobar que ninguno de sus caballeros le seguía. Decidió regresar y fue entonces cuando, a la distancia, vio a Robert y Walter Logan y William Sinclair de Roslin como estaban siendo rodeados por las tropas de Osmín que habían dado la vuelta y se agrupaban en torno a sus compañeros. El primer impulso fue el de salir en su ayuda, pero pronto fue también rodeado por la caballería enemiga de la misma forma que ellos.

Sir James Douglas arrancó de su pecho el pequeño cofre de plata donde portaba el corazón embalsamado de Robert I de Escocia y lo lanzó tan lejos como pudo, fuera del alcance de los sarracenos. A voz en cuello gritó: “Adelante bravo corazón, donde tu vayas has de vencer. Yo te seguiré o moriré“.

El 25 de Agosto de 1330 moría en tierras de la localidad malagueña de Teba un noble escocés. Su cuerpo fue encontrado rodeado por un grupo de soldados musulmanes muertos en desesperado combate. Muy cerca suya, el relicario con el corazón del monarca. Casi todos sus hombres perecieron en esta emboscada. Se cuenta que Muhammad IV, tras conocer la noticia y saber que el corazón pertenecía a un rey, mandó escoltar ante Alfonso XI y con guardia de honor los cuerpos sin vida del noble y sus hombres.

09 - TORRE HOMENAJE CASTILLO DE LA ESTRELLA

Torre Homenaje en el centro de la plaza. Teba, Málaga.

Finalmente, los restos fueron llevados a Escocia por algunos de los supervivientes, entre ellos su leal amigo William Keith de Galston. El cuerpo del noble escocés sería enterrado en el panteón familiar de la iglesia de San Bride, en el valle de Douglas, y el corazón de Robert Bruce bajo el altar de la abadía de Melrose, donde aún descansa.

El 30 de Agosto llegaría la conquista definitiva de Hisn Atiba. La impotencia nazarí por defender su fortaleza y la muerte repentina del gran caudillo Ozmín, acusado de una enfermedad repentina, propiciaron su rendición. El 19 de Febrero de 1331 se firmó la Paz de Teba donde los monarcas castellano, aragonés y nazarí se comprometían a mantener una tregua de cuatro años a cambio de una entrega de parias a Alfonso XI por parte del granadino.

10 - CENTRO INTERPRETACION UNA CRUZADA EN GUADALTEBA

Vistas del término de Teba junto a sus murallas desde ventanas de la Torre Homenaje en Castillo de la Estrella. Teba, Málaga.

Todos los años, durante el mes de Agosto, grupos de gaiteros de distinta procedencia hacen sonar sus gaitas en el Castillo de la Estrella de Teba. Bajo sus murallas se rinde honores al noble sir James Douglas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s