Ruta LLano de Olivares (continuación)

Ruta Llano de Olivares. Gorafe, Granada

<< Volver al inicio de la Ruta

No tardaron mucho en divisar a los miembros del clan que habían estado depredando en su territorio. Sin organización ni disciplina previa y, lo peor de todo, bajo el impulso de los más jóvenes por demostrar su valía y coraje, arremetieron contra ellos a la carrera.

SEPULCRO 112 - RUTA LLANOS DE OLIVARES

Sepulcro 112 en la ruta Llanos de Olivares. Gorafe, Granada.

Fue en esos momentos previos al enfrentamiento cuando, en la persecución que se inició contra los guerreros de la tribu rival, el joven ahora fallecido, recorriendo el largo y angosto pasillo que dibujan los enormes y escarpados acantilados del lugar, topó de bruces con uno de ellos. Para su desgracia, se trataba de uno de los cazadores más experimentados; uno de sus líderes.

Todo sucedió muy rápido. El guerrero, al verlo llegar, se acomodó en su posición. Con brazo en firme, pies bien apoyados sobre la tierra y las rodillas flexionadas, sólo tuvo que esperar a que el cuerpo del joven se dejara caer sobre su lanza. Cuando el muchacho fue a darse cuenta de lo que estaba ocurriendo, la enorme punta de piedra afilada ya sobresalía por su espalda.

SEPULCRO 116 - RUTA LLANOS DE OLIVARES

Sepulcro 116 en la ruta Llanos de Olivares. Gorafe, Granada.

No dio tiempo a nada más. Sus compañeros y familiares corrieron a socorrerle, pero el joven ya perecía en el suelo. Sólo en el preciso instante en el que el adiestrado guerrero procedía a rematar a su víctima, bajo una intensa lluvia de arcaicas flechas consiguieron abatir al hombre.

El chamán, mediador entre los dioses celestes y los hombres, procedió a purificar la entrada de la cámara principal. Allí se colocarían los cráneos de los antepasados. Desde el exterior, primero introdujeron el cuerpo del joven con suma delicadeza para, a continuación, depositar sobre la superficie un cuenco de barro fabricado a mano y su hacha de piedra pulida. Estos objetos formarían parte del ajuar del difunto y le acompañarían al mundo de los espíritus en su último viaje.

En cambio, no se pudo dejar ninguna estela con la imagen de guerrero. Momentos antes, el patriarca de la tribu había considerado que el joven aún no había logrado tales virtudes y reconocimientos. Su madre aceptó tal decisión con entereza.

SEPULCRO 111 - RUTA LLANOS DE OLIVARES

Sepulcro 111 en la ruta Llanos de Olivares. Gorafe, Granada.

Una vez finalizado el ritual de enterramiento, los miembros de la tribu procedieron a sellar, nuevamente, la entrada al sepulcro con las lajas pétreas que anteriormente retiraron. Con este último acto, no quedaba nada más por hacer en la necrópolis. Tan sólo recordar al joven en vida y respetar su muerte a lo largo de las primaveras venideras.

Mientras la comitiva se retiraba en dirección al poblado, en la lejanía ya se podía contemplar la inminente llegada de los dioses que abrazarían el cuerpo del difunto y transportarían su espíritu hacia la nueva vida.

RUTA LLANOS DE OLIVARES

Ruta Llanos de Olivares. Gorafe, Granada.

<< Volver al inicio de la ruta / Ruta Hoyas del Conquín Bajo >>

Todos los derechos reservados
Anuncios

Un pensamiento en “Ruta LLano de Olivares (continuación)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s